Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Mitos/Leyendas’ Category

El famoso e intrigante triángulo de las Bermudas es conocido por todo el mundo por los misterios que ha acumulado a lo largo de la historia. Es un donde lugar desaparecen barcos y aeronaves sin dejar huella o son dirigidos hacia allí sin control de las tripulaciones. Se desconoce con seguridad por qué han sucedido tantas desgracias en ese “misterioso” triángulo situado en el Océano Atlántico entre las islas Bermudas, Puerto Rico y Fort Lauderdale (Florida). Durante mucho tiempo, la narración de estos misterios originó multitud de relatos basados en la ficción, extraterrestres, puertas de otra dimensión … hasta agujeros submarinos. Hoy por hoy, nada se sabe con certeza que pueda explicar la alta siniestralidad que acumula esta zona … algunas teorías trabajan en la idea de que en el fondo del mar existen grandes cantidades de gas metano a partir de las que se podrían formar hidratos de metano, según se supo de una investigación publicada en 1981 sobre la aparición de hidratos de metano en la costa sureste de los Estados Unidos, por la United States Geological Survey …

Las erupciones periódicas de metano pueden producir regiones de agua espumosa que no garantizan la flotación adecuada para los barcos. Si esto fuera así, la acumulación de esas aguas espumosas formada alrededor de un barco provocaría que este se hundiera casi de inmediato. Los experimentos de laboratorio han probado que las burbujas pueden hundir un modelo a escala al disminuir la densidad del agua. A todo esto cabe añadir que de la interacción entre ese gas y el agua se origina una corriente eléctrica capaz de alterar el campo magnético del lugar, lo que podría ocasionar el fallo del instrumental de navegación, tantas veces comentado por los supervivientes … Mito o realidad, lo cierto es que durante muchos años numerosas embarcaciones y aeronaves que atravesaron ese triángulo nunca llegaron a su destino y todavía se desconoce con certeza el motivo …

Anuncios

Read Full Post »

A propósito de religiones, todos han de saber que cada una de ellas es finalmente una lucha constante entre el bien y el mal, un lado positivo y uno negativo. En la religión católica el mal está representado por el diablo, que es la unión sin más de Lucifer y Satanás (entidades separadas para el judaísmo primitivo), pues bien, Lucifer, sinónimo más del Diablo en el cristianismo significa, “portador de luz” o “hacedor de luz” y es un antiguo Dios solar romano equivalente a Eósfor (portador del aura) griego y que no era otra cosa que la estrella matutina, que en definitiva era la denominación de Venus (como planeta). Se le conocía como “estrella diurna” e “hijo de la mañana”. (Similar denominación, entre tantas se le ha dado a Jesús). Según la mitología Lucifer es expulsado del cielo por el Arcángel Miguel como castigo por rebelarse a Dios. Por otra parte Satán o Satanás significa adversario, que es el ángel mensajero que envía Yahvé para salvar al pueblo de Israel frente a Balaam (Rey de Moab, Tribu que estaba en constante conflicto con Israel)Satanás dada la etimología de la palabra es una personificación del Dios Persa del mal Ahriman, que es el hermano gemelo de Dios y por supuesto su adversario más fiero. La lucha entre ambos es el reflejo de la lucha de los opuestos, el día y la noche, la luz y la oscuridad, el verano y el invierno y otros tantos ejemplos.
La unión de ambos términos nos lleva al Diablo del cristianismo. La palabra diablo tiene su origen en la palabra sánscrita “deva” y de la palabra persa “daeva”, y comparte su raíz etimológica con “divino”. Como dato final, en el concilio de Letrán en 1215, fue establecida la existencia del Diablo.

Es extraño que un portador de luz sea el oponente de un Dios de luz, pero tal vez esa sea la lucha más compleja y encarnizada, aquella en que lidian dos oponentes iguales…

Read Full Post »